No es con espadas ni con ejércitos…

no es con espadas. CARTA DEL DIRECTOR.jpg

No es con espadas ni con ejércitos…

               “No es con espadas ni con ejércitos, más con su Santo Espíritu. Amén ¡Y esos montes se moverán! ¡Y esos montes se moverán! ¡Y esos montes se moverán! Más con su Santo Espíritu.”

               Este era un precioso canto cristiano de antaño con el que alabamos a DIOS en las iglesias con bancas de madera y techo de lámina, tal vez hace unos 35 a 40 años atrás. Quizás más.

               Lo más bello del canto es que cada frase lleva la verdad divina de que sin DIOS nada podemos hacer y sin DIOS no somos nada. Amén.

               La Santa Biblia nos enseña que DIOS se hizo carne y habitó en medio de nosotros en la persona de nuestro SEÑOR JESUCRISTO, pero luego de resucitar al tercer día de haber sido crucificado, estuvo 40 días más en esta tierra, pero antes de ascender al cielo e ir a tomar su lugar a la diestra de DIOS PADRE nos dio una nueva promesa, que nunca nos iba a dejar solos sino que nos enviaría al CONSOLADOR, es decir, al ESPÍRITU SANTO de DIOS. Amén.

               Cuando CRISTO estuvo en el planeta Tierra tenía limitada su presencia física porque no podía estar en todos lados a la vez y por eso nos dijo que a nosotros nos convenía que ÉL se fuera, porque el ESPÍRITU SANTO  vendría sobre nosotros y estaría con nosotros y dentro de nosotros en todo momento y en todo lugar, todos los días, hasta el fin de los tiempos. Amén.

               Así es amigo y amiga que lees estas líneas, DIOS está con nosotros todos los días, aún cuando dormimos. Allí está ÉL. Solo tienes que hablar con ÉL y ÉL te responderá.

               Y no importa cuál sea tu situación, si estás enfermo, en tribulación, en escasez, recuerda que no es con espadas ni con ejércitos mas con su SANTO ESPÍRITU y esa enfermedad se va, y esa tribulación se va, y esa escasez se va, el ESPÍRITU de DIOS se mueve, deja que se mueva en ti, que fluya en tu vida y esos montes que te atormentan, se moverán, levántate y clama al SEÑOR tu DIOS. Amén.

 

CARTA DEL DIRECTOR
www.eldiariocristiano.com
email: eldiariocristiano@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s