VIERNES SANTO: ¿Fue legal la detención, juicio, tortura, sentencia de muerte y crucifixión de JESUCRISTO?

VIERNES SANTO:

¿Fue legal la detención, juicio, tortura, sentencia de muerte y crucifixión de JESUCRISTO?

eldiariocristiano.com

Desde el jueves por la noche JESUCRISTO fue con sus discípulos a un lugar conocido como Getsemaní. (Mateo 26:30, 36-46)

En el momento que más los necesitaba, ellos se durmieron, a pesar de sus jactancias de serle siempre fieles.

 

Jesús oró con tanta intensidad y agonía, que su sudor parecía gotas de sangre.

 

JESÚS FUE DETENIDO.

Mientras que Jesús todavía oraba, se acercó Judas con una compañía romana (seiscientos soldados),más alguaciles de los principales sacerdotes y fariseos (Juan. 18:3).

 

JESÚS ANTE EL CONCILIO.

Cristo compareció ante distintas autoridades.

Ante las autoridades judías:

  1. Ante Anás (Jn. 18:19-23)
  2. Ante Caifás (Mt. 26:57-68).
  3. Ante las autoridades judías (Mt. 27:1)

Ante las autoridades romanas:

  1. Ante Pilato (Mt. 27:11-14)
  2. Ante Herodes (Lc. 23:8-12)
  3. Ante Pilato de nuevo (Mt. 27:15-26)

 

La detención y el juicio fue realizado durante la noche y en lugares que no eran permitidos por ley.

 

A primera hora de la mañana el viernes, el concilio del Sanedrín se reunió otra vez para ratificar el fallo dado la noche anterior. Usando la misma pregunta que le hicieron la noche anterior y recibiendo de Jesús respuesta idéntica, decidieron mandarlo a Pilato para pedir sentencia de muerte.

 

Pilato, el gobernador romano, le hizo la pregunta, ¿Eres tú el Rey de los judíos? Jesús le dijo, Tú lo dices.. (Lc. 23:2).

Jesús ante Herodes (Lc. 23:6-12)

Herodes, por curiosidad, quería ver algún señal milagrosa de parte de Jesús. ¡Pero el Señor no hace milagros sólo para satisfacer la curiosidad! Cuando Jesús no le complació, se burló de él y le mandó a Pilato de nuevo.

 

Aunque ni Pilato ni Herodes encontraron nada digno de muerte en Jesús, Pilato decidió castigarlo (con latigazos, que hasta podía matarle sólo con eso) y soltarle. Pero la multitud y los principales sacerdotes seguían pidiendo su crucifixión.

 

Una vez que Pilato dio la sentencia de muerte, Jesús fue llevado por los soldados al pretorio. Allí los soldados hicieron burla de Jesús.

 

Los soldados pusieron una caña en su mano y una corona de espinos en su cabeza.

 

Inmediatamente después de hacerle burla, los soldados lo llevaron al Gólgata para ser crucificado. Esta medida fue ilegal, ya que una vez que el condenado a muerte sabía su sentencia, contaba con diez días para arreglar sus asuntos y despedirse de los suyos. El Sanedrín quería su ejecución lo antes posible para que la gente no se levantara a favor de Jesús.

 

Le crucificaron alrededor de las nueve de la mañana (la hora tercera). Pilato puso a Jesús, Rey de los Judíos. como inscripción sobre la cruz.

 

 

DENSA OSCURIDAD EN LA TIERRA

Al mediodía se produjo un hecho inexplicable: una densa oscuridad cubrió toda la tierra hasta las 15 horas, cuando Jesús expiró. Parece que Dios hubiera querido ocultar del ojo humano a su Hijo en su estado de hacerse pecado por toda la raza humana. El dolor físico era intenso, pero el dolor espiritual al hacerse pecado, siendo Jesús santo y puro, ha de haber sido aún mayor.

 

En Jn. 19:31-37, se nos cuenta que los judíos rogaron a Pilato que se les quebrasen las piernas de Jesús y los dos malhechores para que no quedasen en la cruz en el día de reposo. (Algunos crucificados tardaban hasta cuatro días en morir.) Los soldados vinieron y quebraron las piernas de los dos malhechores, pero cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas, cumpliendo otra profecía acerca de él en el Salmo 34:20. (Vea también Ex. 14:46 y Nm. 9:12.)

 

Uno de los soldados le abrió el costado con una laza, y al instante salió sangre y agua, símbolo de redención y evidencia de la humanidad de Jesús (I Jn. 5:6-8). Esto cumple todavía otra profecía en Zac. 12:10, .Mirarán al que traspasaron. (Jn. 19:37).

 

Fenómenos después de la muerte de Jesús (Mt. 27:51-56; Mr. 15:38-41; Lc. 23:45, 47-49)

1) El velo del templo se rompió desde arriba hacia abajo.

¡Dios mismo rompió el velo que separaba el lugar santísimo del lugar santo, dando libre acceso a El después de la muerte de Cristo! (Heb. 10:19-20)

2) Hubo un terremoto.

3) Algunos santos resucitaron y aparecieron a muchos.

¡Cristo es la primicia de la resurrección (I Co. 15:20) con un cuerpo glorificado! Mt. 27:53 aclara que después de la resurrección el Jesús, algunos santos salieron de los sepulcros y aparecieron en la santa ciudad. (Is. 26:19)

4) El centurión y algunos soldados creyeron.

Después de haber oído a Jesús y visto grande señales en la naturaleza, el centurión y sus soldados reconocieron que Jesús era el Mesías (Mt. 27:54).

 

La Sepultura de Jesús (Mt. 27:57-66, Mr. 15:42-46, Lc. 23:50-56; Jn. 19:31-42)

Dos discípulos secretos de Jesús que eran miembros del Sanedrín tomaron cargo de su sepultura, José, un hombre rico de Arimatea y Nicodemo (Jn. 19:38-41). José valientemente pidió llevarse el cuerpo de Jesús, y Pilato se lo concedió.

Le pusieron a Jesús en una tumba nueva cavado en una peña en una huerta, cerrándolo con una gran roca.

 

Anuncios

Un comentario

  1. mil gracias por los menzajes de ranta ayuda en esta semana de recojimiento …Dios los siga Bendiciendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s