Los cielos cuentan la gloria de Dios

lunar.sp

Los cielos cuentan la gloria de Dios

David Flores / eldiariocristiano.com

A lo largo de la Santa Biblia encontramos evidencia que los cielos han de contar la gloria de Dios.  Los avances de la ciencia lo han confirmado. Hoy día existen científicos que estudian los cielos.

La astronomía es la ciencia que se encarga de estudiar las propiedades de los cuerpos celestes y la forma en que estos van desplazándose a través del tiempo en el espacio.

Incluso se puede calcular matemáticamente los movimientos de los cuerpos celestes que se desplazan en el firmamento.

Pero todo esto ya lo había enseñado la Santa Biblia hace miles de años. Y en concreto la Palabra de Dios dice que son los cielos los que cuentan la gloria de Dios. Amén.

¿Qué dice la Santa Biblia?

Salmo 121:1 (RV 1960)   Cántico gradual. Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Alzamos nuestros ojos al cielo. Y de allí viene nuestro Socorro. Amén.

Del cielo ha venido nuestro pan de vida, CRISTO JESÚS, vino del cielo y ascendió a los cielos nuevamente. Pero un día volverá desde los cielos, en una nube blanca CRISTO volverá. Amén.

Es obvio que el Creador de los cielos y la tierra tienen un completo y total dominio sobre los mismos. Y las señales que han venido del cielo han sido tan evidentes y tan reales que nadie las puede negar.

La primera venida del Dios Todopoderoso, quien se hizo carne por medio de nuestro Señor Jesucristo, fue anunciada por la estrella de Belén.

En la actualidad a esta estrella se la ha denominado la misteriosa estrella de Belén.

Parte de una publicación del diario español ABC, nos indica: “El debate sobre la auténtica naturaleza de la Estrella de Belén llega puntualmente cada año por estas fechas (Navidad). “

“Astrónomos, historiadores y teólogos llevan décadas reflexionando sobre qué fue lo que guió a los Reyes Magos de Oriente hasta el recién nacido, según el relato bíblico. Más allá del milagro y el hecho religioso, la ciencia intenta dar significado a algo que ocurrió hace más de 2.000 años. ¿Fue un cometa lo que marcó el inicio de nuestra era?“

“¿La explosión de una potente y brillante supernova? Aleks Scholz, de la Facultad de Física y Astronomía de la Universidad de St Andrews (Escocia) y director del Observatorio Universitario, cree quizás debamos sustituir las estrellas por planetas en el arbolito navideño. Ha llegado a la conclusión de que lo que vieron los sabios en el cielo fue en realidad una conjunción planetaria.”, señala parte de la publicación del diario español.

La Santa Biblia nos indica que es una estrella. Los expertos dicen que pudo haber sido un conjunto de fenómenos en el universo.

Lo cierto es que los cielos contaron la gloria de la primera venida del Señor. Y por supuesto, los cielos también contarán la segunda venida del Señor.

Las tétradas de eclipses de Luna.

Recientemente los científicos han ahondado en el tema de las denominadas tétradas. Hay evidencias científicas de estos acontecimientos en hechos ocurridos en la Santa Biblia.

La página de la NASA explica que, en promedio, los eclipses lunares se producen alrededor de dos veces al año, pero no todos ellos son totales. Existen tres tipos de eclipses: Un eclipse penumbral se produce cuando la Luna pasa a través de la pálida periferia de la sombra de la Tierra.

La NASA sigue explicando que un eclipse parcial es más dramático. La Luna se sumerge en el centro de la sombra de la Tierra pero no en su totalidad; de modo que únicamente se oscurece una fracción de la Luna.

Agrega que un eclipse total es el mejor de todos; tiene lugar cuando toda la Luna queda en sombras. La cara de la Luna se torna roja como el atardecer durante una hora o más, mientras el eclipse se desarrolla lentamente.

Por lo general, los eclipses lunares no tienen un orden en particular. A un eclipse parcial puede seguirle uno total, y luego otro penumbral, etc. Puede suceder cualquier cosa. En ciertas ocasiones, sin embargo, la secuencia es más ordenada. Cuando cuatro eclipses lunares consecutivos son todos totales, la serie se llama tétrada.

¿Qué dice la Santa Biblia?

El apóstol Sergio Enríquez, de la iglesia Eben Ezer, ha escrito diversos artículos y  ha pronunciado diversas prédicas referentes a las lunas de sangre. El siguiente es un extracto de la prédica del apóstol Enríquez:

Veamos ahora lo que dice la Palabra referente a las lunas de sangre.

Hechos 2:20 VMP El sol se tornará en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día del Señor, ese día grande e ilustre.

Joel 2:31 LBLA  El sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre, antes que venga el día del Señor, grande y terrible.

Apocalipsis 6:12 LBLA Vi cuando el Cordero abrió el sexto sello, y hubo un gran terremoto, y el sol se puso negro como cilicio hecho de cerda, y la luna toda se volvió como sangre.

Los dos primeros versículos nos dicen que antes de que venga el Señor habrán lunas de sangre, ahora bien, si hay 4 juntas, a través de esto Dios nos está advirtiendo que habrá un evento importante, que puede ser la angustia de Jacob o la gran tribulación, es decir, que está más cerca que nunca, pero que antes de esto, habrá un evento extraordinario, así como después de la tétrada donde fue fundado el Estado de Israel; puede ser que después de esta última tétrada y antes de la gran tribulación suceda un evento especial en el cual la iglesia novia del Señor Jesucristo es arrebatada de esta tierra.

Debemos pedir al Señor el ser hallados limpios y sin mancha al momento de Su regreso y aunque estemos pasando por momentos de tribulación, recordemos que las pruebas no solo ayudarán a que nuestro corazón esté dispuesto para recibir la Palabra, sino que hará que nos despojemos de todo aquello que desagrada a Dios. Vivamos una vida en santidad y consolémonos los unos a los otros con estas palabras, maranatha. Que cuando el Señor vuelva nos halle haciendo Su voluntad y con nuestros ojos levantados al cielo.

Conclusión.

La Santa Biblia nos indica que el cielo nos cuenta la gloria de Dios. Y es cierto. El hombre siempre busca una respuesta para una pregunta, pero  todas las respuestas siempre las encontraremos al alzar nuestros ojos a los cielos, porque de allí vendrá nuestro socorro.

CRISTO vino del cielo y ascendió al cielo, pero un día vendrá nuevamente y dice la Santa Biblia que descenderá del cielo en una nube blanca, con poder y gloria. Amén.

www.eldiariocristiano.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.